¿Quién paga qué?

Hablar de relaciones es algo complejo porque como individuos somos todos muy distintos. Si a nuestro mundo le sumamos otra persona, pues la cosa puede ser lindísima como puede ser complicada. No digamos cuando introducimos la variable dinero.


El tema de los gastos en pareja no tiene por qué ser tan complicado. Pero para esto, como en todos los aspectos de una relación, la comunicación es la clave. Es importante que aprendamos a hablar sobre estos temas "sensibles" desde un inicio y llegar a acuerdos. Ya sea que estés unid@ con tu pareja o estés casad@, cuando llegas al punto en que compartes tu vida con otra persona, eso incluye cómo pagas por esa vida. Por supuesto, hay ciertos aspectos que nos ayudarán a que este tema fluya con más facilidad como ser transparente sobre tus propias fortalezas y debilidades respecto al tema.


En este post les dejo 6 diferentes opciones para definir quién paga qué en una relación. Cada pareja vive con el método que más se acomoda a su relación.

  • Opción 1: Ambos aportan un porcentaje de su salario.

Probablemente la más equitativa de las opciones. Consiste en que cada quién aporta al hogar un porcentaje definido de su salario. Por ejemplo, si se acuerda en un 60% del salario y una persona gana Q1000 estará aportando Q600, si la otra persona gana Q1,500 estará aportando Q900 para hacer una suma total de Q1,500 dedicados al hogar.


  • Opción 2: Cada quién aporta una cantidad específica.

A diferencia de la opción 1, en este caso se acuerda en la cantidad de dinero específica y no el porcentaje del salario. Tomando el mismo ejemplo, si se acuerda que ambas personas estarán aportando Q750, a la persona A le quedarían Q250 libres de los Q1,000 que gana, mientras que a la persona B le quedarían Q750 de sus Q1,500. Les recuerdo que esto no necesariamente es injusto si es lo que se ha acordado entre ambas partes.


  • Opción 3: Mezcla total de cuentas

Aquí no hay mucho pierde, ambos ingresos son depositados en una cuenta en conjunto y los gastos, ahorros y deudas para el hogar saldrán de esta cuenta. Los ingresos se vuelven comunes y los gastos son pagados por ambos.


  • Opción 4: Hogar con 1 ingreso solamente

Esta opción es la que escogen aquellas parejas en que por x o y razón solamente una de las dos personas estará trabajando. Dado que en este caso solo hay un ingreso los gastos estarán cubiertos por esta persona. Y aquí hago énfasis en que este ingreso único puede ser de la mujer, en estos tiempos modernos ¡los hombres también son perfectamente capaces de quedarse en casa cuidando a los hijos!


  • Opción 5: Definir quién paga qué

Sin porcentajes, sin montos, sin enfocarnos en qué es o no justo, puro trabajo en equipo. Tal vez no sea la opción favorita, pero es la que nos funciona a mi esposo y a mí. Y aquí viene el tema de saber tus debilidades y fortalezas. Cuando empezamos nuestro matrimonio yo sabía muy bien que él era mucho mejor ahorrando dinero que yo, por lo que propuse pagar los gastos grandes de nuestra casa y el estaría cubriendo gastos menos fuertes ahorrando lo más que pudiera. Esta estrategia resultó ser muy efectiva para nosotros, pero está basada en el autoconocimiento y autocontrol.


  • Opción 6: Hay 2 sueldos, pero se vive con 1

Esta es la opción más difícil de alcanzar, pero definitivamente es a la que todos debemos aspirar. Poder tener la capacidad de vivir solamente con uno de los dos ingresos del hogar es realmente una dicha y digo que es a la que debemos aspirar ya que es en la que más podemos ahorrar y construir para nuestro futuro. (¡Tenemos que pensar en nuestro futuro!). Otro beneficio es que nos cubrimos las espaldas por si llega el día en que alguno de los dos deje de percibir su ingreso.

Escoger esta opción requiere de disciplina, de compromiso y sacrificios ya que cuando tenemos la capacidad cubrir nuestros gastos solamente con uno de los dos ingresos es muy fácil caer en darnos gustos, en hacer "upgrades" en nuestro estilo de vida y volvernos "más caros". Un carrito por aquí, vivir en un lugar más chilero, más viajecitos, etc. Para que esta estrategia funcione tenemos que tener claras nuestras metas financieras y pensar a largo plazo.



No importa la forma en que tú y tu pareja dividan sus gastos tenemos que estar conscientes que si vamos a compartir nuestra vida con alguien esto incluye el paquete completo. Me refiero a que vamos a compartir nuestros ingresos, nuestros gastos, deudas y responsabilidades con la persona que estamos escogiendo. Estamos en una época en que vivir con un solo sueldo cada vez es más difícil y tenemos que dejar de caer en juegos de secretismos (seamos honestos, conocemos a gente que no sabe cuánto gana su pareja o gente que tiene una tarjeta de crédito "secreta" para ocultar gastos). La vida de pareja es vida en equipo, si no estás dispuest@ a compartir este aspecto tan íntimo de tú vida con la persona que tienes alado, tal vez no estás list@ para dar ese gran siguiente paso.


¿A ti qué método te parece mejor? ¿Usas otra forma para compartir los gastos con tu pareja?

66 vistas
  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

© 2019 by El Parné. 

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle